viernes, 8 de marzo de 2013

ANTIGONA



ENTERRAR CON DIGNIDAD A LOS MUERTOS
ES UNA LEY NO ESCRITA
QUE NINGÚN HOMBRE PUEDE VIOLAR
ANTIGONA

Y ESTOS FASCISTAS SIN LEE A LOS CLÁSICOS.

EN HOMENAJE, A QUIENES, COMO ANTIGONA LUCHAN POR LA DIGNIDAD Y LA MEMORIA.
ESTA IMAGEN ES DE LA FOSA DE LA LOBERA EN ARANDA DE DUERO, MI CIUDAD.
ALLÍ LOS FALANGISTAS ASESINARON A CIENTOS DE HOMBRES Y MUJERES.
Yo respeto a los muertos. Y esta entrada también es un homenaje a Hugo Chávez. También a Saramago, ¿por qué les odian tanto?
ALGÚN DÍA CONTARE LA HISTORIA DE TOMÁS PEIRO...
JESÚS ÁNGEL 

2 comentarios:

Fidel Bellido dijo...

TAL VEZ, IMPOTENCIA
( SOÑEMOS)
(Para el papá de Jake, siento politizar tanto
mas apenas sé de él, lo que me has contado)

Aquí estoy con una nueva elegía
escribiendo con lágrimas a la muerte
y en silencio, esperando la mía

¿Y quién coño necesita
una tumba de frío mármol
si tienes totalmente asegurada
la cálida caricia de la tierra
y el húmedo beso
del barro?

Recuerda...
fuiste digno de la hoz y el martillo
tan digno del color rojo como la sangre
tan indigno de la muerte como nadie

¿Y quién pretende que,
el dinero lo sea todo,
desde pan blanco en vida
hasta mortaja en la muerte?

Falsos capitalistas,
es la respuesta
de quienes de pequeños
disfrutaron de la tierra
y de mayores se quejan de ella

Oscuro día,
Febril, porque no estás aquí

Demasiado oscuro
¿Por qué te fuiste sin mi?

Llorando hoy como otros días
cercando hoy la muerte con los brazos
rodeándote con ellos cual si fueran lazos
ven, papá, ven aunque sea un solo día,

deja que sea, mi amor filial
el que te consuma
y no la ardiente cal
quien en la tierra te suma

Dos cuerpos por debajo de ti,
y pronto dos por encima
y yo aquí en tu ausencia, sin ti
recurriendo a esta rima

Difíciles “Días Grises”
vencidos por “Rojo Corazón”

mas en un día de estos grises
la muerte la partida le ganó

La resignación, ¡Nunca!
hasta la victoria siempre
recuerda lo que me dices, Jake
recuerda esa frase
sin duda, te ayudará
te lo dice el pesimismo en persona

Que la muerte de tu padre
No te calle!
que sigue vivo no lo olvides
que tenemos planes por delante
¡Que lo sepa la calle!

Y si nadie fue a verlo
es porque tuvieron razones para temerlo

Y si lo olvidan en el Campo Santo
y lo calcifican, y lo revuelven
estaremos en nuestro derecho
de atarlos y desatarlos
colgarlos y asesinarlos
bajo el grito incesante e ineludible de:
¡Viva la Revolución!
¡Viva la bandera tricolor!

Fidel Bellido dijo...

TAL VEZ, IMPOTENCIA
( SOÑEMOS)
(Para el papá de Jake, siento politizar tanto
mas apenas sé de él, lo que me has contado)

Aquí estoy con una nueva elegía
escribiendo con lágrimas a la muerte
y en silencio, esperando la mía

¿Y quién coño necesita
una tumba de frío mármol
si tienes totalmente asegurada
la cálida caricia de la tierra
y el húmedo beso
del barro?

Recuerda...
fuiste digno de la hoz y el martillo
tan digno del color rojo como la sangre
tan indigno de la muerte como nadie

¿Y quién pretende que,
el dinero lo sea todo,
desde pan blanco en vida
hasta mortaja en la muerte?

Falsos capitalistas,
es la respuesta
de quienes de pequeños
disfrutaron de la tierra
y de mayores se quejan de ella

Oscuro día,
Febril, porque no estás aquí

Demasiado oscuro
¿Por qué te fuiste sin mi?

Llorando hoy como otros días
cercando hoy la muerte con los brazos
rodeándote con ellos cual si fueran lazos
ven, papá, ven aunque sea un solo día,

deja que sea, mi amor filial
el que te consuma
y no la ardiente cal
quien en la tierra te suma

Dos cuerpos por debajo de ti,
y pronto dos por encima
y yo aquí en tu ausencia, sin ti
recurriendo a esta rima

Difíciles “Días Grises”
vencidos por “Rojo Corazón”

mas en un día de estos grises
la muerte la partida le ganó

La resignación, ¡Nunca!
hasta la victoria siempre
recuerda lo que me dices, Jake
recuerda esa frase
sin duda, te ayudará
te lo dice el pesimismo en persona

Que la muerte de tu padre
No te calle!
que sigue vivo no lo olvides
que tenemos planes por delante
¡Que lo sepa la calle!

Y si nadie fue a verlo
es porque tuvieron razones para temerlo

Y si lo olvidan en el Campo Santo
y lo calcifican, y lo revuelven
estaremos en nuestro derecho
de atarlos y desatarlos
colgarlos y asesinarlos
bajo el grito incesante e ineludible de:
¡Viva la Revolución!
¡Viva la bandera tricolor!